Lo que diferencia Snippet de las DeepKafe

A Snippet varias veces nos han llegado propuestas de empresas pensando que nuestra tecnología es similar a la moda del DeepFake.

Nos encanta esta comparativa, el efecto WOW que causa que un prescriptor mencione tu nombre es tan potente como el de integrar tu cara con la de un personaje relevante.

Cuando hacemos presentaciones, todo el mundo intenta buscar soluciones a lo que parece arte de magia.

La prescripción siempre ha formado parte de los planes de mk, y cuando hablamos de grandes celebrities, los expertos en comunicación sabemos las limitaciones con las que contamos. Entre ellas, los tiempos de rodaje o sesión fotográfica.

Ambas tecnologías, tanto la de Snippet como DeepFake, resuelven este problema. Con pocas horas con un prescriptor, podemos generar mucho contenido.

A pesar de esto, hay tres grandes diferencias:

Snippet puede generar millones de contenidos completamente diferentes con un solo rodaje y un único desarrollo. Mientras que en el caso de DeepFake, hay que editar y postproducir cada uno de estos mensajes.

En nuestra compañía, podemos hacer la entrega de esos millones de contenidos individualizados, incluyendo la integración de imágenes en menos de 4 semanas. Sin embargo, en ese tiempo solo se podrían generar 35 segundos de video de DeepFake.

El deepfake de Lola Flores que protagoniza la nueva campaña de Cruzcampo postproducido por Matropolitana es sencillamente espectacular. Es un trabajo pulcro, que requiere de mucho esfuerzo y tiempo de dedicación, mas de 5000 imágenes recabadas y dos softwares (FaceSwap, un software de código abierto basado en TensorFlow, Keras y Python y DeepFaceLab). Es obvio que este efecto WOW no sería posible, cuando se requieren de millones de vídeos con contenidos diferentes o inmediatos.

Y por último, la locución. Esto ya es otro mundo, en el ejemplo anterior, se requirió de Lolita para que pudiera hacer un guion concreto. No sé si recordaréis el SOL DE PLATINO a la INNOVACIÓN para el Plan B de Ballantines, tuve la suerte de formar parte de la estrategia y desarrollo en mi etapa en TheFact. En esta campaña hacíamos que los usuarios escribieran letras de una canción y en 60 segundos les devolvíamos un mp4 utilizando una voz similar a la de Leire, la cantante del grupo musical La Oreja de Van Gogh. Podríamos decir que fue el primer “DeepFake” de audio. Este desarrollo nos llevó más de 2 meses y fue muy costoso. Días de sesiones empleando una tecnología de Yamaha, locuciones infinitas de fonemas, palabras, con una cantante con una voz muy similar a la de la estrella del grupo.

Sin embargo, en nuestro caso, si que contamos con las variables necesarias para, que en un día, podamos resolver tantos mensajes como sean necesarios con la voz de los protagonistas.

Esta ultima reflexión me lleva a la constante pregunta que respondemos en cada reunión, en cada conferencia y en cada entrevista. ¿Estamos indefenas, las personas, ante la posibilidad de consumir contenidos FALSOS?

¿Cuán difícil es poder ver a un presidente del gobierno decir o hacer cosas, que no son reales, sino consecuencia de edición, post-producción y tecnología?

En el caso de Snippet, esto nunca pasaría, el protagonista y el contenido es real. Servimos contenidos únicos y verdaderos basados en los intereses de cada persona.

Sin embargo con DeepFake, si es posible, pero costoso. Requeriría de miles de imágenes, un casting de personas con características faciales similares para el modelado 3D y un imitador con una voz casi exacta del suplantado. Además de esto, meses de dedicación…. Por ahora, no hay una tecnología que, para el bagaje audiovisual que tenemos, pueda confundirnos al 100% con un contenido de 1 minuto.

En el fondo, lo que todos tenemos claro, es que, la tecnología evoluciona y que podemos hacer maravillas para ayudar y sorprender. Siempre siendo fieles a nuestros valores.

Snippet y las apps de deepfake responden a estrategias diferentes, pero ambas conviven el mercado para sorprendernos.

Nuestra individualización del contenido ha logrado crear millones de experiencias únicas de gran calidad, con presupuestos y tiempos muy enfocadas a negocio, en el que el efecto WOW es sentirte protagonista de la comunicación y esto genera viralización.

Y la tecnología que se ha puesto de moda en estos últimos meses, también ha llegado al gran público, pero con objetivos más lúdicos.

El aluvión de propuestas que nos está trayendo esta tendencia demuestra que la idea que empezamos a trabajar hace 4 años, tiene más sentido que nunca.

BIENVENIDOS A LA ERA DE LA INDIVIDUALIZACIÓN.

BIENVENIDOS A SNIPPET.


Por Laura De la Fuente, CEO de Snippet.