Mapfre nos lanzó el reto de dar la bienvenida de una manera única, cercana y emocional, a todos los clientes que hubiesen suscrito una póliza de seguros para su nuevo coche.

 

Para ello creamos un vídeo que con sólo 4 personalizaciones, generaba más de 17 millones de posibles combinaciones. Esto nos permitió dirigirnos a cada uno de ellos de forma individual, a través de un mensaje en el que evocábamos su infancia y la ilusión que les producía conseguir ese juguete soñado.

 

Las cifras reflejan el éxito de nuestra propuesta: el 51% de los usuarios que aterrizaron en la experiencia la visionaron en su totalidad y el 38,6% de los asegurados mostraron interés por el programa de fidelización, clave para su futura renovación.